Cuidar de un bebé y de una niña de alta demanda, ocuparte de su bienestar, crianza y educación, además de tener tu casa limpia y ordenada, ocuparte de tus proyectos laborales, vida personal: pareja, amigos….son demasiadas cosas que sin una buena organización es casi imposible de llevar a cabo.
Yo me considero una persona organizada, siempre me ha gustado el orden y hacer listas de cosas pendientes. Para mí es una gran satisfacción tachar de la lista las cosas según las voy haciendo.
Aún así integrar tantos proyectos en mi vida me ha hecho  tener que replantearme la manera de hacer las cosas para poder llegar a todo. 
Lo más importante es priorizar y dar a cada cosa la importancia que tiene. 
Una vez que tienes eso claro hay que organizarse, asignar un tiempo para cada cosa y cumplirlo.
Lo más importante en mi vida son mis hijos. Ellos son mi prioridad, así que ellos ocupan el primer lugar. Organizo juegos, salidas, momentos en exclusiva con cada uno de ellos y también me ocupo de su nutrición, por lo que una manera de asegurar una buena alimentación es preparando menús semanales o incluso mensuales, así piensas una vez en ello y luego te olvidas. Hacer la compra es más fácil y te lleva menos tiempo.
También es importante para mí que mi casa esté limpia y recogida. En casa somos bastante ordenados y es lo que intentamos inculcar a nuestros hijos. Unas buenas rutinas hacen que la casa esté siempre a punto con poco esfuerzo. Un buen método para lograrlo es este: “Organiza tu hogar en 30 días” .

También es importante para mí mi crecimiento personal. Para ello todos los días intento practicar un poco de relajación o hacer una meditación. Creo que es importante saber relajar nuestro cuerpo y nuestra mente para poder ayudar a nuestros niños a manejar sus emociones.
Y no menos importante es mi proyecto “Crianza de Alta Demanda”, al que todos los días me dedico un rato, aprovechando alguna minisiesta, las primeras horas de la noche o algún ratito en el que el papi se hace cargo de los peques.
Como puedes ver con un poco de organización, planificación, de ayuda del papi e incluso involucrando a tus nenes en algunas tareas, se pueden hacer muchas cosas.
Todas las mamás somos capaces. ¿Quieres intentarlo?