Hoy quiero mostrarte la diferencia entre un bebé demandante y un bebé de alta demanda. A simple vista puede parecer lo mismo, y por eso hay muchas personas que opinan que los bebés de alta demanda no existen, pero te voy a demostrar que no lo es.
Yo siempre digo que hay tres tipos de bebés:

– Los tranquilos, esos que comen y duermen. De este grupo no conozco muchos pero sé que alguno existe.
 
– Los demandantes, que demandan brazos, teta y compañia de su mama la mayor parte del dia. A este grupo pertenecen la mayoría de bebés. Son bebés demandantes que piden lo que necesitan y cuando lo obtienen se quedan satisfechos.
 
– Los bebés de alta demanda,  que demandan a todas horas y hagas lo que hagas nunca es suficiente. A este grupo pertenecen nuestros hijos. Niños intensos que nunca están conformes, que piden y piden sin parar y aún así siguen necesitando más.Los bebés “normales” entendiendo por normales a la mayoría de bebes, son bebés que demandan mucho sobre todo los primeros meses y lo hacen llorando. Lloran si tienen hambre, si tienen frío, si tienen sueño, si no quieren estar solos, si están nerviosos, y en la mayoría de los casos cuando cubres esa necesidad por la que están llorando, se calman.
Los bebés de alta demanda no funcionan así.

Un bebé de alta demanda llora a pesar de estar en brazos y de tener todas sus necesidades cubiertas. 
Son bebés con una capacidad cognitiva mayor que les hace estar todo el día alerta investigando su entorno y eso les produce mucho estrés que tienen que liberar de la unica manera que pueden: llorando.

Un bebé de alta demanda tiene un sueño muy ligero y cuando consigues que se duerma, el más mínimo ruido le despertará (un estornudo, una tos…)…y llorará.

Un bebé de alta demanda en un lugar con mucha luz,mucha gente y con ruido se pondrá muy nervioso debido a su sensibilidad sensorial que hace que perciban más estímulos y de manera más intensa que el resto de bebés. Esto le hará ponerse nervioso y llorará.
A un bebé de alta demanda no le puedes dejar nunca en posicion horizontal, ni solo. Siempre quiere estar en tus brazos (no en los de otra persona), y cuando digo siempre es siempre, de día y de noche, las 24 horas al día. No puedes dejarlo ni para ir al baño, ni en brazos de papá. Si lo haces llorará.¿Ves más clara la diferencia entre un bebé demandante y un bebé de alta demanda?
El mejor consejo es que te lo tomes con paciencia. Es una etapa dura y se hace muy difícil de llevar si no tienes apoyo, pero pasará. Cógele en brazos y proporcionale la seguridad y el cariño que necesita. 
 
 
Imagen cortesía de FreeDigitalPhotos.net