Esta es una pregunta que surge muchas veces entre las mamás de niños de Alta Demanda y es que la precocidad de los niños de Alta Demanda es más que evidente, pero también es cierto que muchas familias piensan que bastante tienen con que su hijo sea de Alta Demanda como para que encima tenga Altas Capacidades y en algunos casos niegan lo evidente.

Realmente no tengo datos estadísticos que demuestren este hecho, pero la realidad es que cada día conozco más casos de bebés de Alta Demanda que en cuanto crecen un poco: 2, 3, 4, 5 años empiezan a demostrar unas capacidades y unos “síntomas” inequívocos que suelen terminar plasmándose con el tiempo en unas altas capacidades.

Por otro lado está el fenómeno contrario, familias con niños de altas capacidades que lo han descubierto cuando sus hijos han sido más mayores 7, 8 ó más y esas familias creen imposible que podamos intuir que nuestro bebé tenga altas capacidades.

Pero lo cierto es que cuando conoces muchos casos, hay cosas que no necesitan esperar a los 6 años que es cuando en muchos casos se empieza a pensar en la posibilidad de altas capacidades.

Los niños de alta demanda desde bebés son muy inquietos, despiertos, “buscan” constantemente el estímulo, aprenden con rapidez, y cuando empiezan a hablar suelen tener un vocabulario extenso desde el principio, razonan como un niño más mayor, en definitiva se expresan de una manera que sorprende a la gente. Si a todo esto le añadimos una gran sensibilidad e intensidad y una necesidad de saber y hacer que parece que nunca tiene fin, lo más probable es que estemos ante un niño de altas capacidades.

Alta demanda-altas capacidadesImagen de Freedigitalphotos.net

Yo estoy casi segura que todos los niños de Alta Demanda tienen altas capacidades, pero no es así al revés.

  • Esa inquietud que presentan los niños de Alta Demanda desde que nacen se debe a unas altas necesidades  de conocimiento y de estímulo.
  • Pero hay muchos niños de altas capacidades que de bebés no mostraron características de Alta Demanda: eran bebés tranquilos, que se quedaban donde les dejabas, que dormían mucho….todo lo contrario de un bebé de Alta Demanda

Así que concluyendo yo creo que todos los niños de Alta Demanda tienen altas capacidades, pero no todos los niños de altas capacidades son de Alta Demanda.

Y tú, ¿qué opinas?

firma copia