El otro día me llegó una consulta relacionada con nuestros bebés de Alta Demanda y la lactancia y he decidido comentarla aquí para que otras mamás puedan compartir sus experiencias y nos sirva a todas.

La consulta era esta:

«Buenos días, muchas gracias por ayudarnos.
Me gustaría si puedes hablar de la lactancia materna con niños de alta demanda. Mi hija Adriana tiene seis meses y ya le doy frutas y verduras pero no come mucho y luego la pongo al pecho y si come. No tengo intenciones de retirarle el pecho pero me gustaría anécdotas de otras madre a la hora de hacerlo con niños muy apegados al pecho.
Mi hija es un tesoro y una bendición en mi vida aunque no me deje mucho para mi. Siempre me pregunto si lo estoy haciendo bien.

Saludos cordiales»

Voy a contestarte basándome en mi experiencia con mis hijos y en las reuniones del grupo de lactancia de mi ciudad en las que he participado activamente durante unos cuantos años.

La lactacia con niños de Alta Demanda es como todo con ellos una experiencia muy intensa y maravillosa. Mis dos hijos han tomado pecho durante tres años, en los que ha habido momentos de mucha demanda y otros más tranquilos, dependiendo normalmente del momento evolutivo en el que se encontraban. Por ejemplo durante la época de la angustia de separación alrededor de los 8 meses, en la época de rabietas más fuerte, en los momentos en que ellos necesitaban más seguridad…ahí la demanda aumentaba. Y es que no tenemos que perder de vista que la teta es mucho más que alimento. En ella encuentran ese momento de tranquilidad, esa seguridad que necesitan, y por tanto si tú te sientes cómoda no tiene que preocuparte el hacerlo ya que es su manera de sentir protección. Y los bebés y niños de Alta Demanda tienen mucha más necesidad de contacto, y de ayuda para relajarse, así que es normal que su dependencia por el pecho parezca mayor. No dudes que lo estás haciendo bien, le estás dando lo que necesita.

ID-100172067Imagen de Freedigitalphotos.net

Lo habitual es que a los 6 meses se empiecen a incorporar otros alimentos en su dieta además de la leche materna. Esto quiere decir que lo ideal es ofrecerles primero el pecho y luego la comida, esto es así porque la leche le alimenta mucho más que la fruta y la verdura que le llena el estómago pero no le aporta los nutrientes necesarios (pensad que si vosotras os poneis a dieta lo que os van a mandar es comer más fruta y verdura ¿no?).

Además la alimentación complementaria es eso: complementaria y debe complementar a la leche (en este caso a la materna). Tenemos que ir proporcionando a los niños los alimentos poco a poco para que se vayan acostumbrando a las nuevas texturas y sabores, pero sin olvidar que los niños de menos de un año son lactantes, es decir su alimento principal es la leche.

Así que si quieres continuar con la lactancia materna ofrécele primero el pecho y después que vaya conociendo otros tipos de comida. Habrá niños que coman mucho y otros que no coman apenas nada. Mis hijos hasta el año estuvieron prácticamente con lactancia materna exclusiva y estaban sanos y fuertes.

Ante cualquier duda de este tipo lo mejor es que acudas a tu grupo de lactancia más cercano y allí recibirás toda la información que necesites.

Animo a otras mamás a compartir sus experiencias sobre la lactancia de sus hijos de Alta Demanda.

firma copia