Los bebés de alta demanda en la guardería (primera parte)

El otro día una mamá preocupada, me pedía que hablase sobre la adaptación de los bebés de alta demanda a la guardería, pues en unos meses tendrá que dejar a su bebé en ella y tiene dudas.
Yo he comentado en alguna ocasión que no he llevado a mis hijos a la guardería, hemos sido afortunados ya que hemos podido compaginarnos para que los dos hayan estado con nosotros en casa. Pero sé que eso no es así en todas las casas y en ocasiones deben dejar al bebé en una guardería les guste o no.
Como no tenía experiencia para hablar sobre este tema, pedí la colaboración de las mamás de mi grupo de facebook, que se ofrecieron a ayudarme gustosas.
Gracias a ellas he podido escribir este artículo con sus experiencias y las de sus bebés en la guardería. Han sido tantas las respuestas que he decidido ponerlo en dos partes para que no fuese demasiado largo. Aquí tienes la primera parte, mañana la segunda:
Niño AD de 7 meses (en aquel entonces). Lo llevé a dos guarderías diferentes; en la primera les expliqué que era un niño sumamente demandante y recibí el clásico “ya te tiene la medida, con nosotros será diferente”, a veces llegaba por él y notaba que había estado llorando mucho tiempo, luego de casi 1 mes, el niño se ponía peor y peor y la maestra me decía que yo estaba haciendo algo mal y por eso estaba así. Lo cambié a otra guardería, les expliqué lo mismo, no me creyeron y a las 3 semanas la cuidadora me sugirió medicamento para calmar al niño. Decidí sacarlo, mi instinto me decía que él necesitaba a su madre. Ahora con año y medio, lo intentaré de nuevo, y veré los resultados.
Keila
Mi hija fue con 1 y 2 años, dos años en guarderia(dos guarderias distintas), y de los dos años, no dejo ni un dia de montar el pollo para dejarla. Anda que no he llorado yo camino de mi trabajo. La dejaba llorando y cuando la recogia, estaba muy enfadada conmigo. Me decian ya se adaptara…. ya, ya.. y una leche. Me decian en cuanto te vas, deja de llorar. Quedate un ratito detras de la puerta y veras…y era cierto, pero el mal rato no me lo quitaba nadie… fue muy traumatico para las dos. El caso es que si te quedabas escondida su comportamiento era muy social. Jugaba, hablaba y tenia amiguitos que veia luego en el parque…
Conchi
En nuestro caso, matriculamos a Alejandro con 2 años y 3 meses d edad; en concreto, el mes de septiembre del año pasado. Asistió durante un mes, las primeras 2 semanas, 2h, y las otras 2 semanas, 3h (sin decir los dias q no le llevé). Durante este tiempo, el niño empezó a manifestar conductas de apego más notables al llegar a casa, rechazo a quedarse con los abuelos si yo no estaba presente (miedo al abandono) cuando hasta la fecha, disfrutaba pasando la tarde con ellos. También se vió afectado su descanso nocturno, siendo un niño que jamás había interrumpido el sueño, sino por fiebres, pues le producía pesadillas
María José
El mío nunca se llegó a adaptar. Fue una de sus peores épocas
Judit
Aqui, el mayor tampoco se adaptó.
Lauriña
El mío empezó la guarde con 5 meses, expliqué que era un bebé “intenso”, tuve suerte con su profe porque le trató con mucho cariño y le llevaba a todas partes en brazos a pesar de tener otros bebés a su cargo,pero lo pasó fatal: dejó de comer, dejó de moverse cómo lo hacía y de hacer cosa que ya sabía hacer, se le veía triste…tardó más de 4 meses en adaptarse (no pudimos sacarle porque ambos trabajamos y no tenemos más ayuda, y estamos muy agradecidos a las profes que se portaron genial con él) Y de pronto…iba contentísimo, lanzaba besos a todas las profesoras, no se quiere ir a casa, juega constantemente, me cuentan que es un terremotillo, pero que están contentísimas con él porque es muy afectuoso y siempre está riendo. Tiene ahora un añito y ha ganado muchísimo, le ha servido para relacionarse mejor con la gente y para tener más paciencia, aunque le sigue costando mucho encontarrse bien cuando hay desconocidos, tarda más de una hora en sentirse más seguro. En nuestro caso positivo pero después de mucho sufrimiento suyo y mío. Me dijeron sus profesoras que llegaron a preocuparse porque hacia mucho mucho tiempo que no veían un bebe tan pequeño que lo pasara tan mal y que tardara tanto en adaptarse
Coro
Afortunada me considero! Con 8 meses le llevé a una guarde en la que de 0 años es un aula con 3 bebés y la profe pudo darle a Carlos la atención extra que necesitaba. Muchos brazos, mucho cariño y sabe entender lo que necesita. Un mes horrible de llantos, y poco a poco le veo muy adaptado y se que se divierte. Después he conocido al hijo de esta cuidadora y lo entendí mejor, ella tiene un AD como un templo en casa!! Por eso me decía siempre me recuerda mucho a mi hijo de bebé!
Mery
Yo personalmente no tengo una mala experiencia… la tuve que llevar con 7 meses porque me reincorporaba al trabajo, hablé con su cuidadora y le expliqué como era ella, que necesitaba mucho contacto, que se dormía sólo en brazos, que era muy intensa en casi todo, lo entendió sin problemas y empatizó bastante con nosotros… los primeros días me decían que lloraba y le costaba calmarse pero que la llevaban toooodo el día en brazos y respetaban lo que les había “pedido”. Poco a poco se fué quedando más contenta y se fué calmando… ahora, con 2 años, está súper adaptada, allí se mueve a sus anchas, y cuando la llevo (que no son muchos días, pero a veces no tengo otro remedio) se queda contenta (aunque hay días de todo, y cuando aprieta la “mamitis” a veces hay algun pucherito de por medio). Estoy bastante contenta con la guardería que hemos elegido.
Sara
A mi hijo le llevé a la guarde con 10 meses por consejo de la pediatra. Invierno sin poder casi salir de casa y solo todo el dia conmigo menos por la tarde que llegaba su hermano, el crio necesitaba relacionarse un poco con gente. Además fue muy precoz y ya se subia por los sofás y yo veia que necesitabas más estimulos. En fín, busque una guarde con pocos crios y muy familiar. Era un poco comico verlo porque no sabia si llorar por dejarme o tirarse a por todo lo que veia, así que iba y venia, iba y venia. Los primeros dias me quedaba un rato con él y luego nos ibamos (yo lo pedí) después empecé a dejarlo solo lo dejaba un par de horas. A medida que fué cogiendo confianza fuimos aumentando el tiempo y a los tres meses ya se quedaba aunque a veces con alguna lagrima. Ahora adora a su cuidadora y yo tambien!!
Marga


Comments

  1. BUFFF!!!Yo a mi hija que empezo a ir a los nueve meses la deje llorando tres meses….y se adapto, le costo pero ahora va a gusto. Ademas en casa solo se duerme a la teta y pide brazos a todas horas, sin embargo en la guarderia se duerme sin problemas con su cuidadora y anda por alli a su bola….eso si, cuando llega a casa lo primero es ir a buscar el cojin de,lactancia, lo pilla y me viene con el.

  2. Anonymous says:

    Sin el ánimo de ofender, se me hace imposible creer esto de la guarderia porque como le hacen para trabajar y dormir, desde que mi hija nació no sé que es dormir toda la noche, por eso no trabajo actualmente, casi siempre duermo dos horas con ella en el día porque el agotamiento es increíble y mi hija ya tiene 16 meses.

    • Por desgracia muchas mamás no tienen otra opción y deben llevar a sus hijos a la guardería duerman por la noche o no.

      Yo llevo casi siete años sin dormir toda la noche seguida, y lo que hago para llevarlo mejor es colechar y dar el pecho, de esa manera los despertares son más llevaderos ya que apenas me despierto del todo, y podemos continuar durmiendo todos.

      Un saludo,

      Mónica

    • Anonymous says:

      Muchas gracias espero que esto del sueño mejore.

    • Claro que va a mejorar, solo es cuestión de tiempo, el sueño es un proceso madurativo, como lo es andar o hablar, todos lo consiguen pero no al mismo tiempo. No desesperes.

  3. Hola a todas! Asistí a una charla hace poco sobre el tema de adaptación en la escuela de una psicóloga psicomotricista que colabora en un cole de educación libre en mi ciudad y que tiene mucha experiencia con el tema. Me quedó grabada una frase: “Los niños antes de los 2 años NO se adaptan, se resignan”. No tienen madurez psicológica suficiente para hacerse una representación mental de la madre mientras no está y no tienen concepto del tiempo. Y evidentemente todos dejan de llorar al cabo de un rato, nadie puede estar llorando 4 horas seguidas. Tienen un instinto de supervivencia muy fuerte y al rato empiezan a jugar, que es su actividad más importante. Por eso no es buen indicador de si está a gusto. Mejor mirar como están el resto del día fuera (y no me refiero al momento de irlos a buscar, que pueden llorar y soltar la tensión acumulada, sino después).
    No es para que nadie se sienta culpable, el tema laboral está cómo está aquí. Es para que sepáis lo que ocurre de verdad y os arméis de paciencia con vuestros peques, ya que están viviendo una experiencia demasiado pronto por su desarrollo.
    Os dejo el link a una especie de resumen que hizo la psicóloga, que está bastante bien. Explica como hacer una adaptación al cole satisfactoria.
    http://www.veronicaanton.com/www.veronicaanton.com/Articulos_files/ARTI%CC%81CULO%20CRIANZA%20NATURAL%20web%20vero%CC%81nica.pdf

  4. Anonymous says:

    Mi hijo mayor empezó la guardería con 20 meses, y no sólo lloró todos los días durante el primer año, sino que hubo un retroceso en su comportamiento. Toda la tarde pegado a mí, en clase se apartaba de los niños si corrían cerca de él…francamente, fue su peor época, lo sé. Afortunadamente infantil fue mucho mejor, incluido un cambio de colegio. Ahora le veo feliz, es muy buen estudiante pero sigue teniendo una sensibilidad especial, respecto a los problemas de los demás. Lo que quiero decir es, que en la mayoría de los casos, el momento de la separación es duro, pero breve, y se les pasa. Pero no olvidéis, que algunos niños como el mío, sufren de verdad
    Un saludo
    Eva

  5. Marta says:

    Hola!

    Yo veía claramente que para mi bebé de 7 meses estar en una guarderia ería un dramón , así que buscando una solución descubrí la figura de la “madre de día”. Por si no os suena el tema, es una cuidadora que se ocupa (en su casa, en algún área acondicionada para esta labor) de 4 niños (como máximo) de entre 0-3 años….
    Hemos tenido mucha suerte…. la adaptación ha sido a la carta: a nosotros nos ha funcionado empezar la primera semana él y yo juntos un par de horitas, y la segunda semana estar tmbién un rato largo juntos para luego dejarlo una horita al principio, dos más adelante, y así….Lloró muy poquito, y sólo el primer dia que lo dejé de 8-16h, que es el horario que trabajo actualmente.
    Después de un mes, mi hijo ríe cuando llegamos a la puerta de su “madre de día”, y está feliz de verla! Bracitos y mimitos a tutiplén! Podeis investigar por internet si teneis alguna cerca para conocerla, por si os convence…
    Un saludo a todas 🙂

    • Monica says:

      Hola Marta sí conozco la figura de “madre de día” aunque por mi zona aún no es muy conocida y es una pena porque me parece una muy buena alternativa.
      Tu hijo tuvo suerte de que encontraseis una.

      Un abrazo, y gracias por la información.

  6. Me gustaría poder dejar mi testimonio, en parte como desahogo ya que mucha gente no me entiende…
    Mi peque empezó la guardería el 15 de septiembre y estaba a una semana de cumplir un año. El primer día, estuvimos 2 horas (yo con ella). Al día siguiente debían quedarse solos con la educadora media hora. Le dije a la educadora que me encontraría fuera “por si acaso”. Vinieron a buscarme a los 10 minutos para que me la llevara… Estaba a grito pelado, desgañitándose.
    La he ido dejando máximo media hora al día, más es impensable… No para de gritar, la recojo exhausta.. No se deja coger, ni consolar por su educadora. Si ya dormía poco ahora es peor, si antes aceptaba ser cogida por la abuela materna, ahora ya grita al verla… Solo quiere estar conmigo o con el papa. Llora en sueños, solloza…
    Hemos decidido sacarla, y la gente no nos entiende, como si estuviéramos sucumbiendo a sus deseos… No creo que sea algo de ganadores y vencidos, sólo de ver que no estaba preparada para la guardería.

    • Monica says:

      Solo tiene un año, por supuesto que no estás sucumbiendo a sus deseos, lo que estás haciendo es atender sus necesidades. Has hecho lo correcto.

      Un abrazo

      Mónica

  7. Deje a mi niño alos 2 años y llore muchos dias al dejarlo por la desesperacion de la separacion.En casa me perseguia a todoslados y estaba simplemente triste,parecia estar deprimido todo el dia…lo pase y lo paso fatal. Me decian que se iba solo a veces y es un niño que cuando esta con nosotros y hay niños es super sociable. Ahora mismo sigue yendo pero vuelve a estar fatal despues de navidad. Creo que no merece la pena seguir y en nada lo voy a sacar porque estoy embarazada y de baja. A ver si el año que viene es todo mas facil…todo por verlo feliz. Si pudieramos hacer como en los paises escandinavos que no van al cole hasta muy tarde!!

    • Monica says:

      Vaya Ana, siento que lo hayais pasado mal, pero ahora tienes la oportunidad de disfrutarlo, aprovéchala!!!!

  8. Florencia says:

    Estoy desesperada! Mi hijo lleva mes y medio en adaptación en su guardería, el tiene un año, y ya las tías no saben que hacer con el, es el único que aun no se adapta llora como loco en casa esta peor por lo mismo mas demandante mas llorón mas irritable, la tía del jardín me aconsejo destetarlo me dice a eso es lo único q lo limita Pq pide pecho allá yllora vieran uds cuanto, que hacer en estos yo puedo dejar de mandarlo Pq necesito estudiar para nuestro futuro soy madre soltera tengo 19 años apenas y mi vida con mi hijo ad es un caos

    • Monica says:

      Ay pobrecito, es que es muy pequeño y te necesita, ¿y no puedes organizarte para estudiar en otro momento o aplazarlo hasta que crezca un poco?

  9. Maria says:

    Esto es antiguo pero lo he visto hoy. Me veo muy reflejada. Mi hija pequeña creo que es de alta demanda porque cumple varios de los rasgos definidores aunque esto nadie me lo ha dicho oficialmente. La guarde la tuvo que empezar a los casi 6 meses y fue muy dura la primera semana que iba 4 horas por día. El primer día se pasó 3 horas llorando y se negó a comer. Durmió algo. La recogí entre respingos… ya sabía que seria difícil pero no imaginé que tanto. A la semana llegó la qe UBA a ser su profe y con ella genial, tuvieron química, come bien y duerme bien, juega y aparentemente es normal todo… sin embargo al salir la veo estresada, me coge ansiosamente, toma pecho y no succiona ninguna otra cosa, se me lanza al pecho en el vestíbulo de la guarde y luego el resto de tiempo apenas se separa de mí. Las noches son un horror desde que va a guardería porque se despierta buscandome cada poquisimo tiempo. Cayó enferma a las 3 semanas de guarde y me dijeron q era estrés, por la separación. No podemos hacer otra cosa, en la guarde son cariñosisimas con ella y de veras que con su profe tiene un vínculo especial pero me.hubiera gustado poder quedarme con ella más tiempo ya que ella me necesita a mí. Imagino que a medida que crezca será mejor porque desde luego ahora va a cumplir 10 meses y seguimos mal. Sólo mejora cuando pasamos unos días sin guarde ni trabajo.

    • Monica says:

      Vaya María, pobrecita tu niña, pero al menos tienes el consuelo de que está bien atendida, y que el único problema es la separación. Has tenido suerte de encontrar esa guardería.

      Un abrazo

      Mónica

Speak Your Mind

*