El otro día una de mis seguidoras más veteranas me hizo esta consulta:
Mi hija tiene ya 4 años y el tema de la atención constante me está saturando ya del todo. Todavía no puedo hacer absolutamente nada: cocinar, ducharme, limpiar… sin que ella está constantemente pidiendo mi compañía y que juegue con ella. Cada vez se lo explico, le digo claramente cuando no puedo y en qué intervalo de tiempo podré (no le digo “un momento” y sigo), pero no funciona. También la dejo “ayudar” si me lo pide. Estoy cansada de dar cada día una media de 5 veces la misma explicación. Sólo puedo despegarme de ella si le pongo dibujos en la tele.

Me gustaría saber si hay pequeños trucos o actividades, u otra manera de explicar las cosas para conseguir que empiece a entretenerse sola a mi lado, pero sin que yo está sentada en el suelo jugando con ella. Que podamos compartir el espacio en “paralelo”, no sé si me explico: yo haciendo mis cosas y ella las suyas, hablando entre nosotras, pero sin compartir actividad.

Mi casa y mi cerebro están ya realmente resentidos con todo ésto.

La necesidad de contacto y atención que necesitan los bebés de Alta Demanda no termina cuando se convierten en niños, sino que ésta se mantiene aunque poco a poco va disminuyendo en tiempo y en intensidad.

Los niños de Alta Demanda tienen una necesidad enorme de estímulos, pero cuando están solos enseguida se aburren, investigan un poco y ya. Pero si estamos con ellos y les vamos hablando, explicando, jugando….todo eso para ellos es mucho más enriquecedor (y para nosotras agotador).

Por desgracia con la tele, reciben todos esos estímulos que necesitan y más, así que entiendo que de vez en cuando la utilices. Yo creo que con esa edad, con moderación y prestando atención a los contenidos no es perjudicial. La tele, las aplicaciones de la tablet, los juegos de ordenador…..pueden resultarnos útiles para que ellos sigan recibiendo los estímulos que tanto necesitan y nosotras podamos desconectar nuestro cerebro durante un rato.

En el caso de mi hija sí que he notado un cambio notable. Ella sigue siendo muy sensible y dependiendo de las circunstancias externas puede que se pase un buen rato jugando ella sola o que por el contrario quiera estar conmigo en todo momento. Ella ya no es una niña pequeña (va a cumplir 8 años) y entiende perfectamente las cosas de manera que si quiere hacer algo en un momento en el que yo estoy haciendo alguna labor de casa, la invito a que me ayude. El problema es que suele querere hacer exactamente lo mismo que yo y tengo que convencerla de que eso no me ayuda, que es mejor que haga algo diferente a mi lado 🙂

Otras veces me acompaña a hacer recados, momento que aprovechamos para tener un ratito de chicas y entonces yo hago mis cosas y ella tiene esa atención que necesita.

ID-10089278Imagen de Freedigitalphotos.net

En otros momentos busca esa atención y esa necesidad de contacto en su hermano, al que llega incluso a agobiar con tanto achuchón.

Pero realmente cuando más tiempo pasa entretenida sin necesitarnos a nadie es cuando encuentra algo que llama su atención, la motiva mucho y se engancha: por ejemplo hacer historias con los playmobil, componer canciones, crear sus propios diseños….y leer. En esos momentos se va sola a cualquier parte de la casa y nos cuesta bastante hacerla volver al planeta tierra 🙂

Yo creo que hasta que llegue ese momento puedes hacer varias cosas:

  • Buscar diferentes actividades hasta que des con una que le encante y le enganche tanto que quiera estar todo el tiempo con ella aunque sea sola.
  • Para esos momentos en los que ya no puedes más, busca a alguien de confianza para dejar a tu nena y ve a dar un paseo o a hacer algo que te apetezca mucho a ti. Eso te va a relajar, cambiar la perspectiva y cuando vuelvas estarás encantada de hacer algo especial con tu nena.
  • Tener un poquito más de paciencia que estoy segura que en breve se empezará a entretener sola y tu cerebro descansará (entiendo perfectamente esa sensación, pero créeme: TODO LLEGA)

firma copia