Hoy me gustaría haer un pequeño homenaje a esas recientes mamás que acaban de descubrir que su hijo es un bebé de Alta Demanda y se sienten un poco desorientadas.

ID-100200038 (2)Imagen cortesía de Freedigitalphotos.net

Para ellas en especial van estos consejos.

  • Acepta a tu hijo como es. Piensa que tu hijo es un niño sano y que la mayor dificultad con la que te encuentras es su arrolladora personalidad que tiene bien definida aunque acabe de nacer. No trates de cambiarlo, es así y así está bien. En lugar de enfrentarte a la realidad trata de aceptarla y solo así podrás ver las maravillosas vivencias que vas a vivir por tener un hijo de alta demanda. Sé que esto puede suponer un gran reto para ti, pero créeme merece la pena y el camino te resultará más agradable.
  • Enfócate en el ahora. La crianza de un niño de alta demanda es como una carrera de fondo, así que es mejor que vayas paso a paso, no intentes averiguar qué va a pasar en un futuro, centrate en lo que tu hijo necesita hoy, y ve avanzando a su ritmo.
  • Aunque en muchos momentos sea duro trata de no desesperar. Si para ti resulta difícil para tu hijo también lo es. Él acaba de aterrizar en este mundo y todo es nuevo. Te necesita a su lado, ayudándole a canalizar su energía y sus emociones y guiándole para que pueda sacar lo mejor de sí mismo. Ponte en su lugar cuando pierdas la perspectiva. Él siempre te va a indicar lo que necesita.

Confía en tu hijo y disfruta del intenso y maravilloso viaje que acabas de comenzar.
firma copia